UUNIDAD

VISION

Ser una institución que capacita a Ministros y Lideres que impacten Bolivia y el mundo para Cristo.

MISION

Formar Ministros y Lideres con espíritu de servicio y excelencia para servir a Cristo, Bolivia y el mundo.

MENSAJE DEL RECTOR

UNIDAD Y DIVERSIDAD




La palabra Universidad deriva del latín “universîtas” comprendida como “unidad” en la “diversidad” . La humanidad cuenta con una característica intrínseca que es su diversidad, ya que hemos sido diseñados con la capacidad de tener opiniones que son diferentes del resto de personas con las cuales interactuamos, opiniones propias que nos caracterizan y diferencian como seres humanos y que conllevan un pensamiento crítico. Por otra parte, la unidad reclama la idea de comunidad, y es parte de la esencia de la universidad el convertirse en una unidad de saberes enfocados hacia los mismos propósitos (comunidad).

Una vida llena de diversidad sin unidad de propósitos hacia una meta puede terminar en nada. Por seis mil años la humanidad ha creído en un Dios creador de la tierra (aunque no le obedecieron). La historia bíblica describe la relación de Dios con la humanidad que incluye un plan y propósitos que pueden ser revelados únicamente en medio de una relación, una convivencia intima, cercana, relacional, que conlleva compartir experiencias y circunstancias entre y con otros (en este caso con personas que recorren procesos similares con Dios); de ahí la importancia de entender la unión desde un enfoque de comunidad.

¿Cómo llegar a una comprensión cabal de planes y propósitos desde nuestra diversidad?, las explicaciones sobre Dios dependían principalmente de la Iglesia, que no siempre explico adecuadamente la Biblia y la obra de Dios. Hace pocos siglos, un grupo de hombres que creyeron en la creación investigaron lo creado por Dios denominando a este estudio como ciencia, el propósito de sus estudios era entender y explicar mejor los detalles de la creación, dichos detalles que la iglesia no logró explicar por la falta de un sistema de investigación. Cuando los científicos descubrieron las maravillas de la creación y podían explicar con más detalle y exactitud, empezaron a eliminar al creador, como es el caso de Darwin que sugirió la posibilidad de la evolución, que todo viene de la nada. Sin evidencias, muchos adoptaron la teoría para vivir una vida libre de obligaciones ante el creador, como resultado, nació la filosofía humanista que niega la existencia de Dios y la validez de la Biblia al sostener que el hombre de forma independiente debe solucionar sus problemas y dar sentido a su vida.

Sin embargo, Dios da el sentido a la vida y al quitar al autor (Dios) de la obra (creación) los científicos han iniciado un camino al relativismo interminable siendo imposibilitados de responder preguntas universales como:

Orígen ¿De dónde venimos? ¿Fuimos creados por Dios para llevar su imagen o por procesos de oportunidad aleatoria?

Identidad ¿Quiénes somos? ¿Qué es el ser humano? ¿Somos más que animales? ¿Cada ser humano tiene valor intrínseco? Y, mucha gente deduce que algo está mal con nosotros ¿Qué exactamente está mal y cómo se puede arreglar?

Significado ¿Qué es real y verdad y cómo se puede saber? ¿Para qué es la vida? ¿Hay algún propósito para nuestras vidas, o se debe crear de alguna manera? ¿Es realidad verdadera o es una ilusión? ¿Hay tal cosa como “la buena vida” y si es así, que es? ¿Qué da bastante valor para vivir? ¿Por qué los humanos no solo existen, pero también se preguntan por qué existen? ¿Las respuestas que aceptamos determina el propósito para vivir y esforzarse para alcanzar las metas de la vida?

Moralidad ¿Cómo debemos vivir? ¿Hay reglas para vivir la vida buena? ¿Quién los hace? ¿Son verdaderos para todo tiempo y toda cultura, o dependen de las circunstancias? ¿La moral depende de las circunstancias o hay moral absoluta? ¿La moral se basa en las emociones? ¿Cambian si nuestras emociones cambian?

Destino ¿Qué viene después? ¿Dónde va la historia? ¿Hay una vida después de esta? ¿Si es así, cómo será ¿Evidentemente, hay un problema con el mundo: pobreza, injusticia, dolor, ¿y enfermedad?  ¿Podemos explicarlo? ¿Y qué debemos hacer para ayudar?




Como resultado estamos viviendo en la época de la postverdad, en la que se distorsiona la realidad de una forma deliberada anteponiendo sentimientos y creencias personales sin un fundamento objetivo, real y verdadero que lo sustente. Se ha perdido desde muchas áreas el norte que guie el conocimiento ya que en el extremo de este pensamiento diverso se sostiene que todos tienen el derecho de tener respuestas diversas a estas preguntas y todas las respuestas son igual de valederas a pesar de no contar con ningún respaldo que los acerqué a la verdad. Otras posturas refieren que como seres humanos no tienen el derecho para saber las respuestas de Dios porque influirán en su vida y se anularía el libre albedrio, otras personas asumen que no hay evidencia de la existencia de Dios y niegan el respaldo de su existencia que se encuentra en la Biblia que es su historia. Es indiscutible que existen evidencias de Dios y se pueden reconocer tanto en la creación (que es la revelación general que tiene Dios hacia la humanidad) como en su palabra plasmada en la Biblia (que es la revelación especial, única e íntima que tiene Dios de forma personal con todo aquel que busca la verdad), por lo cual podemos sostener que “hay evidencias indiscutibles”. el hecho que Jesucristo vivió y fue crucificado es historia; si Él resucitó de los muertos y vive, entonces toda la Biblia revela la verdad. Cuando Jesús murió en la cruz nadie creyó en su resurrección. Porque Él resucitó de los muertos, el Nuevo Testamento fue escrito para narrar la historia, la iglesia fue fundada y conquistaron el Imperio Romano, la Biblia fue escrita después de la resurrección mientras los testigos vivían, y nadie podía negar su resurrección; por tanto, la Biblia revela la historia de la humanidad.  La existencia de la Iglesia y el Nuevo Testamento son pruebas de la resurrección de Jesús. 

Es en este contexto en el cual se inicia la labor de la Universidad UNIDAD que se dedica a formar personas competentes para contestar las preguntas planteadas sobre la vida y comunicar adecuadamente la verdad. La humanidad requiere de personas dispuestas a acompañarlas en esta búsqueda de la verdad, ya que la verdad trae seguridad, trae esperanza, trae aceptación, trae dignidad, trae provisión. Las iglesias de Jesucristo necesitan profesionales teólogos, misioneros, consejeros, comunicadores bien formados e informados con aptitudes para comunicar el mensaje de verdad por el cual Jesus vino al mundo.